Tónico emocional (chimenea )

Cocinando en la chimenea o el tónico emocional

Nada hay tan romántico, o emocionalmente sugestivo, coma estar sentado frente a la chimenea en compañía de la persona amada. Las llamas proyectan sombras fantasmagóricas y los leños crujen mientras el fuego los consume, todo lo cual le hace a uno sentirse aislado de las luchas y tensiones del mundo exterior.

¿ Habrá hombre con el espíritu tan muerto, que jamás se haya
sentido excitado por las lenguas de fuego que lamen la madera, ni mujer cuya belleza no se haya visto favorecida por el resplandor rojizo? Y sin embargo, cuando casi todo el mundo tiene su barbacoa en el patio de atrás, la chimenea propia parece haber pasado a la historia.
Resucitémosla, pues, a fin de revitalizar el romanticismo en el arte de la cocina. Removed las trastiendas de los anticuarios hasta encontrar alguna vetusta salamandra de hierro fundido; buscad un par de almohadones que acaricien vuestro trasero, y comprad un manojo de olorosas teas para alumbrar vuestro fuego.
Mi novia me cortejo delante de una chimenea chisporroteante, mientras el mundo exterior desaparecía bajo una capa de nieve. Yo encendí su pasión con mis guisos; el olor de la bullabesa que hervía en la olla flotaba en el aire como un perfume.

Hay muchas maneras de usar la chimenea ventajosamente para cocinar. Se puede reemplazar la leña por briquetas de carbón (como las que se queman en la barbacoa ); de este modo se obtiene un fuego mas lento y mas fácil de graduar. En la ferretería pueden comprarse unas parrillas como las que usan los excursionistas, que se colocaran dentro de la chimenea. O mejor aun, pueden instalarse ganchos dentro de la misma chimenea, para colgar las ollas y cocinar directamente sobre la llama. Este es el sistema que yo prefiero. Supongamos, sin embargo, que no tenéis chimenea. No por eso habéis de saltaros este capítulo, llenos de desesperación. Existen hoy dia chimeneas prefabricadas, a coste bastante módico, que adornaran vuestra casa y seguirán proporcionando un ambiente cálido y emotivo mucho tiempo después de que hayáis olvidado el coste. Los fabricantes son muchos y están en ( las paginas amarillas de la guía, o los conocen en la tiendas mas próxima de ferretería o de materiales para la construcción. También puede aconsejaros el aparejador del pueblo, que recibe revistas mediante las cuales se mantiene al corriente de las ultimas modas y las novedades mas recientes para residencias secundarias.
Si ningúna de estas sugerencias os vale, no lo dudéis, corred a los almacenes mas cercanos y compraos un hibachi, el mas grande que encontréis (un hibachi es un fogón portátil de hierro colado, y como su mismo nombre indica es de origen japonés). Nosotros tenemos uno muy grande. que usamos en nuestra barraca de la playa, en Orihuela Costa. La cosa no da para tener dos chimeneas, o mejor dicho, no hay espacio suficiente en la barraca, de modo que el hibachi resolvió nuestros problemas. Es de gran capacidad y nos salio por menos de veinte euros.

Si, Gemita ! ¡Para todo hay solución, incluso para la falta de imaginación de los arquitectos que desconocen la importancia de las chimeneas!

BULLABESA DEL CORTEJO

Vesta era la diosa romana de los asuntos del corazón; tal vez ella guiara vuestra mano, para que embrujéis al objeto de vuestros afectos, si cocináis sobre su altar. La suculencia de este plato creara un fuego inextinguible.


1 litro de agua

2 dientes de ajo picados

1 litro de agua

1/2 cucharadita de azafrán

2 tallos de apio cortados a dados

2 hojas de laurel troceadas

1 docena de almejas (lavadas)

1 docena de mejillones (lavados)

4 patatas grandes u ocho medianas

2 tiras de tocino no ahumado, cortadas a dado

1/2 cucharadita de mejorana

2 langostas pequeñas (troceadas)

una tira de piel de naranja seca (quitar más tarde)

2 vasos de vino blanco

sal y pimienta al gusto

2 cucharadas de perejil picado (fresco)

4 tomates troceados

12 gambas (lavadas)

2 pizcas de comino

2 chorritos de Tabasco

200 g de bacalao

3/4 de cucharadita de albahaca

1/4 de cucharadita de tomillo

3/4 de kg de pescado vario, hasta de 4 clases distintas como anguila,

pescadilla, lenguado, rape, etc., preparado en filetes sin espinas

Se hervirá el agua y se añadirán todos los ingredientes excepto las almejas, las gambas, los mejillones y las langostas. Cocer durante una hora. Corríjase de sal y especias si fuese necesario. Cocer 15 minutos más y añadir la langosta. Aguardar otros 12 minutos y añadir las gambas, los mejillones y las almejas, y cocer siete minutos más. En este punto suelo echar un chorrito más de vino en la olla, para animar tanto la bullabesa como a la cocinera. Se suplica no limpiar el plato a lengüetazos; hay que ser civilizados en toda ocasión. Por cierto que sabrá mejor al día siguiente, por lo que podéis invitar a esos amigos a quienes debéis una comida, mejor que reducir las cantidades de la receta, en cuyo caso se falsearía el sabor. Una de las ventajas de cocinar en la chimenea es que después de cenar basta apartar los enseres y tenderte delante del fuego para empezar sin demora la función.

0 comentarios: