Después de relajaros por completo mediante un descanso, de pronto os dais cuenta de que se ha hecho de noche en el Edén. Los afrodisíacos del fin de semana han sido tan potentes, que habéis heredado un invitado, que ahora mismo os está mirando con los ojos brillantes de aplauso. 
   Ahora que habéis demostrado ser personas de gusto delicado tanto en la cama como en la cocina, la buena educación exige que alimentéis a vuestro huésped imprevisto dándole la cena del domingo, trabajo de amor inexcusable, si queréis, que continúe la diversión. ¡ Toda hoguera necesita madera! 
Hace muchos años, el Squire de Baudricourt lo expresó así: «Las hierbas aromáticas y afrodisíacas, empleadas juiciosamente en la preparación de los manjares, renuevan los organismos debilitados,  devuelven a la vida los sentimientos exhaustos, y permiten al hombre gozar por largo tiempo de aquellas dotes de fuerza que le son tan queridas». 
   Si no tenéis ganas de fatigaros inclinándoos sobre un fogón sofocante, existen otros platos rápidos maravillosos. ¡ A la cocina, pues,  para preparar esos deliciosos revigorizantes sexuales, y antes de que os deis cuenta : ¡OTRA VEZ. CARIÑO! 

BUÑUELOS DE ATUN A LA POLINESIA

   Os levantéis sin un hilo encima y, al entrar en la cocina, os dais cuenta de que vuestra despensa se halla igual de desnuda. Pero,  ¡alto!, que allá al fondo queda una lata de atún en conserva. Y ya sabéis lo que dicen del atún. ¡Cómo! ¿No lo sabíais? Pues un antiguo rumor polinesio, difundido seguramente por los misioneros dice que... no hay nada mejor para poner a tono el palo del tambor.

1 lata de atún
2 huevos, separadas las yemas
2 cucharadas de harina
Un chorrito de salsa de soja 
1 taza de arroz hervido
1/8 de taza de consomé
Sal y pimienta negra recién molida
Una buena dosis de jengibre

   Mezclarlo todo, menos las claras de los huevos. Batir las claras a punto de nieve y añadirlas a la mezcla. Dar forma de buñuelos y echarlos en manteca caliente hasta que se doren. Escurrirlos sobre servilletas de papel, y servirlos.

0 comentarios: